Un toque bohemio y natural para animar tu hogar

Las plantas son sinónimo de vida. Sus colores aportan naturalidad a nuestra decoración  ayudándonos a crear espacios únicos y a mantener conexión con la naturaleza.



Las plantas cambian totalmente la cara de tu habitación, pudiendo pasar de un espacio sin vida  a uno alegre y vivaz, aportándole mucha personalidad.





Si no dispones de mucho espacio, opta por los rincones verdes. En cualquier esquina puedes disponer de una maceta pequeña, mediana o grande, tu eliges.




También puedes colocarlas sobre estanterías o mesas auxiliares. Si quieres darle un toque más bohemio y personal puedes optar por las macetas colgantes.






***MV

0 comentarios:

Publicar un comentario